Sebastián Prado: un reclamo de Justicia y una opción por el perdón

Sebastián Prado: un reclamo de Justicia y una opción por el perdón

La movilización por el crimen del traumatólogo asesinado el viernes llevó a amigos, familiares y médicos a pedir por el esclarecimiento del hecho. La familia dejó un mensaje reflexivo, alejándose del discurso de la mano dura. Críticas a Pérez e incidentes en la Legislatura. 

 

Por momentos, una marcha de silencio interrumpido por aplausos sostenidos. Por momentos, una marcha con reclamos puntuales movilizados por el dolor, pero también con un mensaje reflexivo que toma distancia de cualquier postura de mano dura. Unas mil quinientas personas se movilizaron en la noche del lunes en la Peatonal Sarmiento para pedir que el crimen del médico Sebastián Prado no quede impune, con proclamas sobre la inseguridad que se vive en Mendoza.

El asesinato del traumatólogo volvió a movilizar a los ciudadanos. La última marcha masiva por la inseguridad había ocurrido dos años antes, con otro crimen que provocó una reacción de la sociedad mendocina: el del joven remero Matías Quiroga. Peatonal Sarmiento y Avenida San Martín volvió a ser ese nudo vial de protestas, que en este caso se convocó a través de las redes sociales y a poco más de un mes del último cacerolazo contra el Gobierno nacional. Y a una semana de la marcha por la desaparición de la joven de Lavalle, Johana Chacón, sin pistas de su paradero desde hace un año.

En esta oportunidad, los familiares del médico habían pedido que la movilización no se “politizara”, atentos al contexto de campaña electoral que predomina en esta época y con candidatos que han apelado nuevamente a la seguridad como tópico para sumar voluntades.

 

Hubo cuestionamientos puntuales hacia la dirigencia política y el Gobierno provincial. Pero el mensaje principal lo dio Hernán Prado, hermano de la víctima, tomando distancia con sus palabras de lo que habitualmente se ha escuchado en estas movilizaciones en relación a la mano dura. Por el contrario, Hernán apeló a que “es necesario involucrarse en los lugares donde se ha creado la delincuencia, porque si no, será muy difícil de superar”.

En la perspectiva que puede permitir el dolor en momentos como éste, el hermano del médico aseguró que es necesario un cambio en la sociedad, tomando a su vez lo postulado por el papa Francisco: “Si no salimos a la periferia, donde está el dolor, donde está la gente que necesita amor. Una persona que mata, es una persona que no ha tenido amor. Si no empezamos con eso, va a ser muy difícil”, recalcó de manera muy medida.

 

Hernán Prado destacó que desde el ámbito político han dado apoyo a la familia y que “hay una gran preocupación” en el Gobierno provincial por el hecho trágico. “Son situaciones que escapan a ellos. Si bien hay políticos que podrían tener la decisión de cambiar estas cosas, partiendo desde la Presidenta, son los que tienen la sartén por el mango. Y las personas de bien que siempre nos hemos quedado resguardados en nuestras casas, tenemos que salir a dar amor a otros lados”, reflexionó.

Ante el silencio de respeto, las pancartas se mostraron más duras. Una de ellas, desplegada frente a la iglesia de San Nicolas, expresaba “Si no hay freno, vamos a terminar todos muertos”.

Críticas a Pérez

La muerte de Prado también movilizó a familiares de víctimas del delito. Compartiendo algunos comentarios con otros ciudadanos, se encontraban Stefano Tatti, padre de Micaela, que murió víctima de un disparo en una plaza del barrio La Gloria. No muy lejos, con un megáfono, la madre de Esteban Toledo -un sereno asesinado en 2010 por tres individuos- pedía “justicia” y remarcaba “presente” por el médico del Central ultimado de tres disparos en la noche del viernes.

Lejos del mensaje reflexivo, Osvaldo Quiroga descargó sus cuestionamientos hacía las figuras políticas sobre la seguridad en Mendoza. “Esto es más de lo mismo, que mientras no les toque a los políticos, no lo entenderán”, recalcó en un tono elevado que contrastó con el ánimo general. Las críticas del padre de Matías Quiroga recayeron en el gobernador Francisco Pérez; en el vice Carlos Ciurca; y hasta en el ex secretario general de la gobernación, Alejandro Cazabán, entre otros. “Hoy, les van a atender el teléfono. ¿Y sabés qué va a pasar en seis meses? Se les acaba la pila del teléfono”, agregó.

“Este payaso de Paco Pérez, le echa la culpa a los jueces, y resulta que los jueces garantistas, con Omar Palermo, quién los puso. El los puso. Paco, sos un mentiroso”, bramó.

Cuando recuperó la calma, el hombre que presionó para que la Legislatura aprobara la llamada Ley Petri -aquella que endureció el régimen de salidas transitorias de los presos mendocinos-, sostuvo a partir de su experiencia que la familia Prado tendrá que aprender a convivir con el dolor. Y adelantó que los invitará a formar parte de una comisión de seguridad ciudadana para que transmitan a las autoridades sus preocupaciones.

Incidentes

La movilización concluyó en la iglesia de San Nicolás, donde tras el agradecimiento de Hernán Prado, la gente comenzó a rezar. En ese punto puede decirse que terminó la movilización. Sin embargo, algunos se trasladaron hasta las puertas de la Legislatura provincial, donde colocaron velas y pancartas.

En esos momentos, se produjeron incidentes. Por lo que pudo reconstruirse, algunos asistentes insultaron al director de Relaciones con la Comunidad, Alejandro Gil, y al diputado justicialista Claudio Díaz, cuando salían de la Casa de las Leyes por la puerta de Patricias Mendocinas. Se produjo un tumulto y según algunos asistentes, se arrojó una especie de gas desde el interior de la Legislatura para dispersar, lo que provocó afectó a algunas personas. Atentos a esta situación, la policía asistió de inmediato para impedir más disturbios.

La familia de Prado se despegó de estos momentos de tensión. Hasta esa instancia, la movilización había sido pacífica y tenía como objetivo, según el hermano del médico ultimado, “el perdón y el arrepentimiento”.

El contexto electoral

La muerte de Prado ocurre en un momento particular, el de la campaña electoral para octubre. Además de la preocupación del Gobierno provincial por esclarecer el hecho y dar con el responsable, también trascendió que hubo algunos contactos con otras fuerzas políticas. Desde el radicalismo, señalaron que el presidente del partido, Alfredo Cornejo, se comunicó con funcionarios del Ejecutivo para poner a disposición del oficialismo los proyectos de ley impulsados por la oposición.

Fuente: Diario El Sol

Comentar

comentarios