Shell y Axion aumentaron los combustibles

La petrolera Raizen, licenciataria de Shell en la Argentina, aumentó este domingo sus combustibles entre 8,4% y 10% en el Gran Mendoza. También Pan American Energy ajustó los valores de los productos de su marca Axion, entre un 10,5% y 11,9%. Por ahora, YPF no se sumó al incremento. El GNC ya había aumentado en el inicio de la semana.

La escalada inflacionaria y la suba internacional del petróleo causaron incrementos en los valores de la nafta y el gasoil, que se vieron reflejados en la venta al público desde la medianoche en todo el país.

En el caso de Shell, los nuevos valores por litro en el Gran Mendoza son los siguientes:

  • Nafta súper: $124,7 (costaba $114,80). Aumento de 8,6%
  • V-Power: $151,4 (costaba $138,40). Aumento de 9,4%
  • Formula Diesel: $120,2 ($110,90). Aumento de 8,4%
  • V-Power Nitro: $143,9 (costaba $130,70). Aumento de 10%.

Mientras que los precios actualizados de Axion son:

  • Nafta súper: $124,2 (costaba $112,4). Aumento de 10,5%
  • Nafta Quantium: $152 (costaba $135,8). Aumento de 11,9%
  • Diesel X10: $121,9 (costaba $109,9). Aumento de 10,9%
  • Quantium diesel: $143,3 (costaba $129,2). Aumento de 10,9%

Este es el tercer incremento del 2022. El último fue en marzo, cuando los combustibles tradicionales subieron un 9,5%, en promedio, y los de mayor calidad, un 11,5%. De esta manera, el ajuste acumulado es de alrededor el 29% para las versiones básicas y 31,5% para las premium.

Pese a esta nueva suba, para el sector resta todavía un 18% para alcanzar un precio de equilibrio, siempre y cuando el dólar se mantenga en torno a los $200.

A esta situación se suma el desabastecimiento que ya lleva varios meses. En marzo se estableció de un «cupo» de 15 litros de gasoil y diésel para los usuarios.

Qué dicen los estacioneros

Los dueños de las estaciones de servicio denunciaron días atrás que apenas «sobreviven» con sus negocios. Esto, debido al atraso en los precios, la inflación y los aumentos salariales, indicó Gabriel Bornoroni, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA).

«Mientras el precio de la nafta súper se incrementó 17,5% desde junio de 2021 hasta marzo de 2022, los precios al consumidor se incrementaron 39,7%, los precios de alimentos y bebidas se incrementaron 43,8%, el precio de la leche fresca en sachet se incrementó un 29,1% y el precio del pan francés se incrementó un 45,4%», afirmó.

CECHA señaló que «durante marzo de 2022, la facturación total a precios constantes estuvo todavía 7,7% por debajo del nivel registrado en marzo de 2018, cuatro años atrás». Según sus cálculos, con datos a marzo, «en los últimos cuatro años, las estaciones de servicio de todo el país perdieron el equivalente a 5,5 meses de facturación».

Temas relacionados