Shoppings chilenos captan clientes locales con campañas en redes sociales

Shoppings chilenos captan clientes locales con campañas en redes sociales

Mientras mirás memes, fotos de tus amigos, videos y otras publicaciones, aparece una imagen que no estabas esperando: una conocida tienda chilena, que no tiene locales en Argentina, te ofrece comprar a precios trasandinos. Este escenario, una verdadera tentación para los consumidores de este lado, no es algo casual.

Mientras los comerciantes e industriales del país buscan maneras de que los compradores se queden de este lado de la Cordillera, los empresarios chilenos siguen sumando formas de mostrar sus precios y productos. Ahora las campañas publicitarias en redes sociales son su nueva arma, que se implementa a través del pago a las empresas como Facebook para que incluya, sin nuestro permiso, las publicaciones en las time line o inicios.

El slogan que utiliza una de las tiendas, que no tiene comercios en el país, es simple pero efectivo: comprá en Argentina a precio de Chile. Lo más novedoso que ofrecen es la oportunidad de comprar y luego pasar a retirar en el país vecino lo adquirido. También existen los “puerta a puerta”, que ya eran una opción.

Lo que buscan es que el comprador argentino haga su “tour de compras” desde el territorio argentino y luego, cuando se encuentre de visita en del otro la de Los Andes, pase a buscar sus productos. Para esto se puede elegir qué sucursal de la tienda van a visitar y en qué ciudad. Incluso hay un apartado en las web que funciona como instructivo paso a paso para concretar la compra.

La tienda Paris fue la primera en implementar las ventas desde Argentina con retiro en Chile.

Las redes sociales son entretenimiento, ponerse en contacto con familiares y amigos, fuente de información y también, aunque no queramos, una vidriera. Desde hace años el inocente acto de “scrolear” (recorrer la sección noticias o inicio de nuestra red social) está muy cerca de convertirse en comprar.

Es que nuestros perfiles son en realidad un conjunto de información que como usuarios entregamos a una empresa, que puede ser Facebook, Instagram, Google, Twitter o cualquier otro. Estos datos son en alguna medida vendidos a empresarios que quieren ofrecer algo y le pagan a las plataformas para que lo ofrezcan.

Estas publicidades se pueden frenar manualmente e incluso algunas redes han decidido que las publicaciones pagan no aparezcan entre las primeras opciones. Aun así, la venta a través de las redes sociales, pensadas en un principio como un espacio para relacionarse con amigos, siguen siendo uno de los métodos de venta con más crecimiento en el mundo.

Comentar

comentarios