Silvia Calvi ya no preside la Comisión de Ambiente

 

Una gran repercusión sigue teniendo en los medios capitalinos y en las redes sociales el desplazamiento de la senadora malargüna Silvia Calvi de la presidencia de la Comisión de Ambiente del Senado. «Dejennos contaminar un poquito y después vemos» había dicho una semana atrás en una frase que la terminó alejando de la conducción de la comisión aunque igualmente la seguirá integrando con voz y voto.

El desplazamiento de la titularidad de la comisión fue una decisión política del bloque del Frente para la Victoria, del que Calvi forma parte, como una manera de «asegurar objetividad» en el tratamiento de los proyectos de Cerro Amarillo y Hierro Indio, según las propias palabras del presidente del bloque Fernando Simón.

Calvi ha ejercido diversos cargos en el departamento de Malargüe en los últimos años y fue una enérgica impulsara y gestora del Plan Estratégico  que pensara y desarrollara el ex intendente y ex gobernador Celso Jaque. El mismo Plan Estratégico que según denuncia la Asamblea por los Bienes Comunes de Malargüe, Calvi está contradiciendo al impulsar la actividad minera. 

«Tenemos órdenes del gobernador de impulsar la minería» fue otra de las frases que la senadora del cuarto distrito lanzó la semana pasada sincerando la clara intención de la administración de Francisco Pérez.

La reunión de ayer por los proyectos mineros malargüinos en los que expusieron técnicos del IANIGLIA y del Departamento General de Irrigación (ver nota aparte), fue presidida por la senadora Ana Sevilla, del Frente para la Victoria y el senador Sergio Moralejo de la UCR.

 

 

su

Temas relacionados