Sin soluciones, Kicillof acusó a los medios por la alta inflación y la falta de inversiones

KicillofLa inflación en la Argentina durante el mes de marzo fue de 2,6%, según informó este martes el ministro de Economía, Axel Kicillof, en el palacio de Hacienda. Aunque la suba de precios se mantuvo alta durante el mes pasado, sufrió -de acuerdo a los datos del INdEC- una desaceleración respecto a enero y febrero.

«Este 2,6 indica una considerable desaceleración del valor del índice que calculamos para enero en 3,7% y para febrero en 3,4%», dijo Kicillof durante una presentación que no admitió preguntas de los periodistas (sólo se les repartió un parte de prensa al finalizar la alocusión).

Horas antes se divulgó la inflación de las consultoras privadas que da a conocer un sector de la oposición en el Congreso. En este caso el índice marcó un 3,3%. El número del Congreso también mostró una marcada descalerecación de la suba de precios respecto a enero y febrero (4,6% y 4,3%, respectivamente).

Si bien en el Gobierno prefieren adjudicar el retroceso inflacionario al plan ‘Precio Cuidados’ y a que presuntamente abortó maniobras «especulativas» del sector empresarial (Kicillof anticipó una menor suba también para abril), hay una caída del ritmo de actividad y del consumo que inciden directamente en la retracción de la inflación que -se insiste- sigue en niveles muy altos.

En el acumulado, el INdEC muestra que la suba de precios se ubicó en el 9,7% en el 1er trimestre del año. Se especuló con que el Gobierno pudo volver a maquillar el índice para que el valor trimestral sea inferior al 10% (en el caso del Índice Congreso, el acumulado arrojó un 12,2%).

Kicillof intentó despejar fantasmas atacando a las consultoras privadas y a los medios no adictos a la Casa Rosada. El ministro insistió en que las mediciones extraoficiales sufren de «falta de rigor» y que «de ninguno de esos índices conocemos nada de su metodología».

«Yo no les presto atención, pero tengo miedo de que tengan una vocación de poner un índice más alto», dijo el ministro atento a la brecha que podría alcarzarse entre la medición oficial y la de los privados.

Kicillof también le dedicó -como es habitual- un párrafo a los que denominó «medios opositores». El funcionario los acusó de crear «una sensación de desánimo, de incertidumbre, de poca visión del porvenir».

Kicillof vinculó la suba de precios y la falta de inversiones al panorama descrito por los medios, a partir de la publicación de una encuesta que mostraba un balance positivo sobre el futuro personal de los consultados, pero no así del país.

Por ello, el ministro de Economía apuntó que ese tipo de información hace -dijo- «que los comerciantes aumenten sus precios y que algún empresario suspenda inversiones».

«Al trabajar sobre las expectativas (los medios) están perjudicando al resto de los argentinos», sentenció el ministro.

Fuente: Urgente24.com

Temas relacionados