Solicitan modificar la Ley de Salud Mental vigente

La Ley de Salud Mental vigente, N 26.657 debe ser modificada por el bien de los enfermos crónicos con diversas patologías y adicciones.

Nos señala Cecilia, una Psicóloga, en mi día a día, veo a familias enteras preocupadas porque no saben qué hacer y no se sienten acompañadas por la legislación vigente, pacientes que quedan desprotegidos por no poder tomar decisiones adecuadas en estos momentos y pacientes en riesgo de otras enfermedades mientras cursan una internación en hospitales polivalentes donde no se aplican los más mínimos protocolos de seguridad. Hoy la ley funciona más como un obstáculo que como una ayuda debido a la incorrecta aplicación de algunos de sus puntos.

Muchos padecimientos mentales, sobre todo las adicciones, afectan la capacidad de pensamiento, reflexión y decisión en sus momentos más críticos y agudos. Garantizar el derecho a la salud en salud mental, la cura y rehabilitación de la persona no puede estar basada en la mayoría de los casos en la decisión o voluntad del paciente en estado crítico y que esto sea usado abogando por la defensa de sus derechos humanos.

La mayoría de las veces la capacidad de toma de decisiones y el pensamiento se encuentran afectados, el paciente que tantas veces por su historia y condiciones biológicas no puede tomar dicha decisiones de manera racional, o para el cual la adicción en ese momento representa su única “salvación” o “escape” posible al sufrimiento. Los pacientes necesitan de alguien, ya sea el estado o la familia, que lo sostenga y lo defienda y tome decisiones por éllos (incluida la rehabilitación) .

La ley de salud mental Nro 26.657 debe ser revisada y considerada para su modificación. Se debe contar con las leyes, dispositivos institucionales y recursos profesionales necesarios para garantizar la no violencia institucional y que garanticen por sobre todo los derechos humanos fundamentales como son el de la salud y la vida . Se puede y se debe modernizar las instituciones existentes, no cerrarlas, asegurando si la atención integral, la interdisciplinariedad y la no estigmatizacion del paciente. Los medios están, razones para modificar esta ley sobran.

Por todo esto y mucho más los representantes, mandatarios del pueblo, en el Congreso de la Nación deben revisar la Ley de Salud Mental.

 

Temas relacionados