Solo el 25% cumplimentó la RTO

La situación denota la pobreza de los habitantes de la provincia, ante una importante erogación de dinero para poner en condiciones sus rodados para una revisión que sindican como «recaudatoria y en beneficio de los amigos del Gobierno mendocino».

Tras la decisión del Gobierno de no multar a los vehículos que debían realizar la Revisión Técnica Obligatoria RTO y no lo hicieron, las largas filas de autos esperando en los talleres para chacer el trámite se fue diluyendo. Con la marcha atrás a las multas, solo el 25% de los vehículos cuentan con la oblea.

El gobernador Rodolfo Suarez anunció en el último día del 2021 que hasta nuevo aviso, no se labrarán multas a quienes no hayan realizado aún el trámite, cuya obligatoriedad entró en vigencia en la provincia a partir del primer día de este año. Esta medida se sumó a la excepción de contar con este trámite en siete departamentos (Tunuyán, San Carlos, Tupungato, Santa Rosa, La Paz, Lavalle y Malargüe) y la localidad de Uspallata.

Ante las innumerables críticas y cortes de ruta, como las llevadas a cabo en este departamento, el Gobierno flexibilizó para quienes se resisten a concretar el trámite, estableciendo un periodo (sin fecha definida) para concientización. Dicen que luego vendrían las sanciones. Ello produjo que las largas filas de autos que esperaban para realizar la RTO se redujeran.

El parque automotor de Mendoza es de un millón de automóviles. Hoy quedan 700.000 por realizar la RTO, ya que apenas un 25% la hizo.

En San Rafael la baja es la más notable, ya que activistas autoconvocados siguen en pie de guerra, insistiendo que la medida solo se aplique a quienes salen de la provincia, y no en el interior ante la difícil situación económica que atraviesa Mendoza en la postpandemia indican.

Temas relacionados