Sputnik V: más de 200 mil mendocinos aguardan la segunda dosis

Luego de la llegada del primer cargamento al país, la campaña de vacunación anti covid19 comenzó en Mendoza el 29 de diciembre del 2020. Los primeros en recibir la dosis de Sputnik V fueron profesionales de la salud por trabajar en la primera línea desde el inicio de la pandemia. Luego, la prioridad fue para los adultos mayores de 70 años, residentes de geriátricos y a pacientes y personal de centros de hemodiálisis por ser la principal población de riesgo. La mayoría de las personas que compone estos grupos recibió la vacuna rusa, la primera en llegar a la Argentina.

Con el paso de los meses, el operativo avanzó con otros grupos y a su vez comenzaron a llegar vacunas de otro laboratorio como Sinopharm (China) por lo que, siendo la inoculación el objetivo fundamental, los mendocinos y mendocinas que recibían paulatinamente la habilitación para colocarse la vacuna, recibían dosis de la que estuviera disponible al momento de su turno.

Primero se dijo que la distancia entre una dosis y la otra de la Sputnik V debía ser de 21 días, luego, se aseguró que la investigación científica señalaba que podía ser de 3 a 4 meses hasta que finalmente se indicó que las vacunas no pierden eficacia, sin importar el tiempo que haya pasado desde la primera dosis.

Según datos del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, en Mendoza, se inscribieron 326 mil personas para la vacuna rusa. De esta cifra, 60 mil ya tiene el esquema completo y el resto- más de 200 mil- esperan por la segunda dosis de la Sputnik V. Ante este panorama que se repite en todo el país y que comenzó a despertar ansiedad y expectativa y tras las declaraciones de la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, Ana María Nadal- titular de la cartera sanitaria provincial- se refirió a este punto de la campaña de vacunación.

En primer lugar explicó que lo importante es tener los esquemas completos para una mayor protección frente a las nuevas variantes. «La segunda dosis aumenta el tiempo de inmunidad, lo que no significa que al superar los 3 meses, si se toma contacto con el virus, el cuerpo no se pueda defender», dijo.

«En cuanto a quienes recibieron Sputnik, no hay pruebas en el resto del mundo de compatibilidad con la aplicación de otras vacunas para completar esquemas, por lo que se sigue esperando las segundas dosis. Le están llegando turno a algunas personas que ya recibieron la primera vacuna porque hay un remanente pequeño de esta marca».

De esta manera, más de 200 mil mendocinos/as aguardan por la segunda dosis de la vacuna rusa. En este sentido, Nadal quiso llevar tranquilidad: «Se están haciendo todos los esfuerzos para tener una capacidad de aplicación de vacunas lo más rápida posible».

 

Temas relacionados