Suspenden curso para policías en el IUSP por falta de fondos

Se trata del cursado de auxiliares que dura 10 meses. Existen problemas de presupuesto no pueden pagar sueldos docentes ni becas estudiantiles.

Tres meses después de que el vicegobernador Carlos Ciurca pidiera la emergencia en el área, el Instituto Universitario de Seguridad Pública ha decidido suspender el ingreso para el curso de auxiliares debido a falta de fondos. El titular del organismo universitario, el ex ministro Carlos Aranda, confirmó que no tienen fecha para iniciar el curso de 50 aspirantes que tiene un costo mensual de 65 a 80 mil pesos porque no pueden solventar los sueldos de los docentes, las becas de los estudiantes y el funcionamiento diario que implica formar un policía.

El IUSP es el organismo dedicado a formar profesionalmente a los policías, la modernización de la vieja escuela de policía que nació a partir de un convenio entre la UNCuyo y el Gobierno de la Provincia. El curso de auxiliares es una de las tres opciones en la oferta académica del organismo universitario, junto a la tecnicatura y la licenciatura en seguridad. Esta formación «exprés» ha generado críticas en los especialistas en seguridad debido al ciclo académico que tiene en relación a la responsabilidad que implica portar un arma. En la información oficial se menciona una extensión de 10 meses. Tiene una carga horaria total de 1.742 horas, según puede observarse en el sitio web del IUSP. La tecnicatura y la licenciatura tienen una duración de 2 y 4 años, respectivamente.

El último curso tendría que haberse iniciado en agosto, pero los aspirantes se encontraron con una explicación de carácter informal. Que se suspendería el ingreso hasta fin de año. Fuentes del ministerio de Seguridad indicaron el malestar en la institución universitaria radica en los problemas financieros de la misma para seguir con la instrucción y que complican incluso el mantenimiento de la institución formativa.

Aranda reconoció problemas económicos

Los inconvenientes económicos fueron confirmados por el titular del IUSP, Carlos Aranda. «Si, en realidad no hemos iniciado los cursos», admitió el funcionario y aseguró que no hay fecha confirmada para empezar con la formación de los nuevos cadetes. La medida abarca a los cursos que se realizan en todas las delegaciones del IUSP -Gran Mendoza, Valle de Uco, Sur y Este-, pero no incluyen a los que ya se han iniciado este año, así como a la tecnicatura y licenciatura.

Aranda explicó que los aspirantes ya han realizado el preingreso y han quedado calificados para iniciar el curso. El cupo es de 50 personas para empezar el cursado. El ex ministro de Seguridad -que al momento de la consulta se encontraba en viaje a otra provincia- sostuvo que el principal problema es económico. «Completamente, un tema de presupuesto», aseguró.

Por mes, el IUSP tiene un costo que oscila entre los 65 y los 80 mil pesos, según graficó Aranda. El costo que le insume al Ministerio de Seguridad varía según la zona de la delegación.

Durante el cursado, los cadetes reciben desayuno y almuerzo en el instituto, además de la formación teórica y de la instrucción física y netamente policial. Por la falta de fondos, el IUSP tiene problemas para pagarles a los docentes y a las becas que reciben los estudiantes. Esta ayuda económica es de 500 pesos mensuales para fotocopias, pasajes y otros gastos, por los meses que dura el curso.

El presupuesto del IUSP deriva a través del ministerio de Seguridad por la partida de convenios y reciben el 20 por ciento del total de lo recaudado en multas, en tanto que el resto de las partidas es aportada por rentas generales.

Los cursos se van abriendo de acuerdo a la demanda e históricamente en el Gran Mendoza la cantidad de inscriptos es mayor que en las otras delegaciones. De hecho, según indicaron altas fuentes del ministerio que dirige Leonardo Comperatore, en agosto había inscriptos para tres cursos de auxiliares. También se decidió postergar el incio de la formación en Santa Rosa,

Las quejas de los aspirantes llegaron a la Legislatura

«He recibido la queja de cadetes o postulantes a cadetes que iniciaban el ciclo ahora en agosto y se les comunicó que, pese a que reunían los requisitos, el curso se iba a posponer a fines de año o el año siguiente por problemas presupuestarios», explicó el senador del Frente Renovador, Gustavo Valls. El legislador massista adelantó que realizará un pedido de informes al ministerio de Seguridad en el Senado y a través de la Bicameral de Seguridad para que el ministro Comperatore y el titular del IUSP Aranda den las explicaciones en la Casa de las Leyes.

En la Bicameral, precisamente, el dato sorprendió al presidente de la comisión, el radical Héctor Quevedo. «Por falta de presupuesto, Costa -ex ministro de Hacienda- no hacía los nombramientos de los cadetes, los tenía frenado por una cuestión presupuestaria», cuestionó el diputado radical. De hecho, este jueves en la Bicameral de Seguridad se trató la problemática de los vigiladores privados y se habló de una capacitación a través del IUSP.

De la emergencia a la suspensión de los cursos

Aranda se hizo cargo del IUSP el verano pasado luego de renunciar como ministro. En realidad, fue un enroque dentro del equipo que, desde hace seis años, está a cargo de la seguridad pública. Leonardo Comperatore, hasta ese momento encargado del IUSP, fue designado al frente de la cartera y Aranda pasó a una función con menos exposición pública y desgaste diario, pensando seguramente en una potencial candidatura por el PJ de Capital para intendente en 2015. En el IUSP también se desempeña Angel Fozzatti como director académico. Fozzatti accedió a este cargo luego de renunciar junto con Aranda y ceder su cargo a Juan Carlos Caleri, actual subsecretario de seguridad.

Los tres -Comperatore, Aranda y Fozzatti- responden al vicegobernador Carlos Ciurca, que comenzó a forjar este equipo cuando sucedió a Juan Carlos Aguinaga en 2008 al frente de Seguridad.

Este año, tras el crimen del turista neocelandés Nicholas Heyward en el Parque General San Martín y nuevas movilizaciones ciudadanas, Ciurca propuso declarar la emergencia en seguridad cuando la figura de Comperatore como responsable de la seguridad estuvo en la picota como reacción política para superar una nueva crisis.

Pero tras aquella propuesta, se desató una interna en el Gobierno de Mendoza, puesto que la medida recogió el rechazo del gobernador Francisco Pérez. La discusión duro todo el mes de mayo, con diferencias visibles, y puertas adentro los funcionarios del gobierno reconocieron que la emergencia no se declararía por falta de presupuesto. La misma razón por la que ahora el Ministerio de Seguridad ha pospuesto el inicio del curso para los auxiliares de policía.

Fuente:www.elsol.com.ar

Temas relacionados