Sute y Gobierno se cruzan por las escuelas rotas

El gremio elaboró un informe en el que detalla problemas en 200 colegios. Infraestructura Escolar dice que esa lista está “desactualizada”

Unas 200 escuelas de la Provincia presentan  variados problemas edilicios, según un informe del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) elaborado a principios de año. Sin embargo, desde Infraestructura Escolar afirmaron que esa lista está desactualizada y que el mantenimiento es periódico.

A la postura de SUTE se sumó la de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Ambos gremios afirmaron que hay inconvenientes que son de “urgente” solución y que las respuestas en cada caso tardan en llegar.

Así, este último sindicato acercó un listado de unas 8 escuelas en situación difícil a nivel estructura y que abarcan Maipú, Las Heras, Godoy Cruz, Guaymallén y Lavalle.

El presupuesto. Algunos colegios muestran diferentes tipos de problemas. Desde las malas instalaciones eléctricas, cloacas colapsadas, vidrios y puertas rotas, baños inhabilitados, falta de bebederos y pintura, hasta el derrumbe de techos, aulas de chapa y falta de edificio propio componen los inconvenientes.

El subsecretario de Infraestructura Educativa, Hugo Quiroga, separó las aguas y explicó que la inversión depende de cada caso y se realiza con fondos tanto provinciales y nacionales. “Hasta hoy tenemos 42 millones de pesos invertidos con plata de la Provincia en todo lo que es mantenimiento y reparación en escuelas”, indicó.

Este detalle de gastos se divide entre depósitos de dinero, licitaciones, traslado de módulos, provisión de materiales, destape de cloacas e higiene y seguridad.

A las gestiones edilicias se suman la ampliación, construcción y refuncionalización, dijo Quiroga, “en donde tenemos 150 millones de pesos invertidos, 110 millones son partidas de la Nación y 40 millones de la Provincia”.

Precisó, además, que hay una inversión de 200 mil pesos para obras mayores a lo que sumó el fondo que le llega a todas las instituciones a principio del ciclo lectivo y en la etapa preinvernal.

Para el SUTE, hay que modificar los mecanismos de financiamiento para encarar los arreglos edilicios porque todo lo que tiene que ver con licitaciones se “demora mucho”. Además, el presupuesto provincial destinado en este asunto “se debe incrementar”.

“No hay colegios inhabitables”. El responsable de Infraestructura Escolar, del Ministerio de Infraestructura de la Provincia, puso en eje el concepto de “habitabilidad”, es decir, la condición que tiene una escuela para ser ocupada por los alumnos, aún teniendo ciertos arreglos que afrontar. Quiroga dijo que de los 1.500 edificios, 2.200 instituciones de Mendoza teniendo en cuenta todas las modalidades, “no hay colegios inhabitables”.

Por tanto, negó que existan establecimientos con problemas estructurales “graves” porque no se ha producido suspensión de clases. Además, rechazó que haya 200 escuelas que necesiten asistencia porque “a todas ya hemos llegado con algún tipo de arreglo, por tanto, esa cantidad ya está desactualizada”.

En la misma línea, garantizó que diariamente responden con asistencia a casi 300 centros educativos.

La escuela de La Pega. Se llama Francisco Arias, está en Lavalle y alberga a más de 300 alumnos. De acuerdo con un informe de ATE, el edificio tiene “problemas integrales” que llevó a la comunidad educativa de la zona a realizar protestas por una respuesta oficial. Además, exigían la construcción de otro espacio para brindarles clases a los chicos de secundaria.

Mientras el gremio confirmó a este diario que no hay una solución definitiva aún, Quiroga afirmó que “el edificio nuevo está terminado hace un mes y se trata de la escuela Alberdi”.

Este edificio, de estructura muy vieja, era sólo para cubrir bancos de primaria pero luego, ante la demanda, comenzaron a cursar los adolescentes de secundaria. Así, contó el subsecretario, surgió la necesidad de un lugar nuevo para los estudiantes más grandes. “También existe otra obra allí que es la refuncionalización de la vieja escuela, y que tiene una inversión de 1 millón y medio de pesos”, agregó.

Por qué hay problemas edilicios. Liliana Chávez, sindicalista de SUTE, indicó que “faltan políticas de fondo que prioricen la educación, por eso todo esto está mal”, dijo al argumentar los retrasos en las gestiones para mejorar y acondicionar los edificios escolares: “Si las respuestas llegan meses más tarde, entonces no hay soluciones”.

No obstante, el funcionario de Gobierno analizó que el origen de la cuestión radica en que “hay maltrato” en los edificios escolares por una cuestión social que ataca, por igual, dependencias policiales, hospitales y hasta plazas.

Temas relacionados