Ese oro que sangra en vez de brillar

Objeto de deseo para algunos, refugio especulativo para otros, parámetro de las reservas en la mayoría de los bancos del planeta, el oro, sin embargo, sigue siendo un metal de dos caras: la que deslumbra y la del dolor. Las mayores reservas van siempre a parar a Suiza. Cada año se extraen 3.300 toneladas de oro a nivel mundial. El 49% del mismo se utiliza para fabricar relojes y joyas, un 29% como inversión, 15% lo compran los bancos centrales y el 7% restante se destina para dispositivos técnicos. Su…

Leer más