Temor al hartazgo popular

Linchaminetos-santa-feLa postura asumida por el gobierno frente a los linchamientos recientes, se debe no sólo a la voluntad lógica de contestar a Massa y compañía, sino también al temor a que el país esté por internarse en una etapa muy violenta.

No cabe duda de que tanto ella como sus ad láteres están preparándose anímicamente para enfrentar protestas callejeras motivadas por la recesión, el desempleo creciente, la inflación, los tarifazos, y otros males económicos, además de la corrupción endémica y, sobre todo, la sensación de que, una vez más, el país está a la deriva.

Sería comprensible que los oficialistas tomaran la reacción brutal de los hartos de ser víctimas de delincuentes desalmados por un presagio de lo que podría suceder en los meses próximos. Con todo, culpar a la sociedad en su conjunto por la violencia delictiva, como dijo Cristina a través de Twitter, no ayuda.

Temas relacionados