Terranova «salvado» por el Pato Silva

La solidaridad es una moneda muy común en los rallies y carreras de cross country. Muchas historias de victorias se escribieron gracias a la ayuda brindada a un piloto por un rival, que por un momento se olvidó de sus intereses para ayudar al colega en problemas. Si Orly Terranova concreta esta victoria que va perfilando en el Desafío Ruta 40, mucho tendrá que agradecérsela a Juan Manuel Silva por la vital ayuda que le brindó el Pato durante la tercera etapa que culminó en la localidad catarqueña de Tinogasa.

«El Pato me tiró una soga y me salvó…», repitió Terranova en el pequeño pero pintoresco campamento de Tinogasta tras bajar un Mini que mostraba las huellas de la dura etapa. No solo lo dijo en el sentido figurado por la ayuda sino en el real, porque con una soga Silva y su navegante pudieron sacar al Mini de Terranova encajado en un río seco tras una salida del camino.

«Fue un despiste tonto, pero el auto quedó en mala posición y no lo podíamos mover. Durante casi media hora no pasó nadie, el primero que pasó fue Alvarez y no paró, luego vino Silva que se pasó en el río seco. Cuando lo veo le hago señas y enseguida viene y al ver lo que me había pasado, me ofrece su ayuda y se prepara para sacar el auto», contó Terranova sobre la acción solidaria de Silva que paradojicamente no tuvo inmediata respuesta de la fortuna ya que problemas en el semieje de su Prototipo Colcar lo retrasaron al séptimo puesto en la etapa y cuarto en la general.

«Le debo una al Pato…», reconoció Terranova. ¿Alcanzarán para pagársela las dos etapas que faltan de este Desafío Ruta 40 o la cuenta quedará pendiente para el Dakar 2016?

Temas relacionados