Tienen mucho trabajo…!

En el medio de la pelea por el endeudamiento, legisladores «viejos» y nuevos tienen receso invernal

En medio de la pelea entre el Gobierno de Mendoza y la oposición por el presupuesto y el endeudamiento que reclama el Ejecutivo provincial, los legisladores se tomarán un receso de casi veinte días, por lo que la casa de las leyes se paralizará, aunque desde la legislatura señalan que el tema del endeudamiento es algo que los trasciende ya que está en la esfera judicial, esperando que la Corte resuelva un planteo de la UCR, que por ahora ha llevado a que el gobierno no pueda endeudarse.

En total, los 48 diputados y 38 senadores se tomarán más de dos semanas de vacaciones invernales, incluso aquellos que asumieron el 23 de abril, es decir, hace 73 días. Entre ellos, varios que no han presentado proyecto alguno desde que tomaron su juramento, aunque si figuran como coautores en varios proyectos.

El endeudamiento no es el único problema que los legisladores ven pasar, ya que también está el enfrentamiento con los gremios por la ley de tope de sueldos, que se puede complicar más aún cuando dentro de un mes se reabran las paritarias, en un contexto actual en que el gobierno aún no cumple con el pago de los retroactivos acordados en la última negociación.

Un receso complicado

Esta semana será la última de trabajo de los diputados y senadores provinciales, que recién volverán a sus lugares de trabajo en la semana que comienza el 21 de julio.

De hecho, los miembros de la Cámara Baja tuvieron su última sesión este martes, poco antes del partido de Argentina y los de la Cámara Alta la tendrán este miércoles.

En el medio de todo dejarán varios temas polémicos en el tintero. El primero de ellos es el endeudamiento, luego de que de la Suprema Corte le diera la razón al radicalismo sobre que el gobierno no se podía endeudar, el Ejecutivo salió a anunciar que se podría ver paralizada la obra pública, se habló de despidos, aunque intentaron llevar seguridad sobre los sueldos, tanto del Estado provincial como del municipal.

Ante ese cuadro, tanto del radicalismo como delos gremios salieron a criticar que el gobierno intente llevar miedo y desde la oposición ofrecieron la aprobación de un presupuesto, sin endeudamiento.

Sin embargo, al irse los legisladores de vacaciones, aunque el gobierno aceptara esta oferta, no se podría tratar hasta el 22 de julio en el Senado y hasta el 23 en Diputados.

Además hay otro tema que afecta directamente las finanzas del Estado. En las últimas paritarias los gremios estatales obtuvieron un retroactivo que iba a ser pagado en los últimos días, pero el depósito nunca llegó y dentro de un mes la subsecretaría de Trabajo volverá a abrir las negociaciones entre los gremios y el gobierno en un contexto en donde este último viene incumpliendo, hasta ahora, la última acta paritaria acordada.

Dudas sobre el receso

El receso de los legisladores está dado por el acta paritaria de los empleados de la Casa de las Leyes.

En ella se establece un receso de dos semanas y bajo esa premisa, los diputados y senadores tampoco asisten a su lugar de trabajo, aduciendo que sin los empleados no hay nadie en Mesa de Entrada para la recepción de proyectos, ni taquígrafos para las sesiones y otras tareas habituales de la legislatura, por lo que ellos tampoco pueden hacer su tarea.

En las últimas horas, incluso, surgió el rumor de que el receso podría verse modificado. Esto fue reforzado porque en la sesión de senadores de este martes no se votó el receso y los diputados deben adecuar el suyo a lo que voten sus pares.

Sin embargo, fuentes legislativas explicaron que el receso no se puede modificar, más allá de que los senadores no lo hayan votado. Esto se debe a que con fecha del 5 de diciembre de 2013 se firmó un acta paritaria en donde se obliga a adecuar el receso de los empleados a las fechas de las vacaciones de invierno que provea la Dirección General de Escuelas.

En otras palabras, si se modificara el receso, podrían sucederse demandas por incumplimientos del acta paritaria.

A este receso, que se toma cada año, hay que sumarle el que los legisladores se suelen tomar en enero.

70 días de trabajo por dos semanas de vacaciones

En octubre de 2013 fueron las elecciones legislativas que llevaron a que la mitad de la cámara de senadores y de diputados se renueve, aunque en algunos casos, los legisladores fueron reelectos.

Aquellos que lograron una banca juraron el 23 de abril de 2014, es decir, hace 72 días. Eso no les impedirá disfrutar de un receso vacacional de más de dos semanas.

Esto es porque si bien deberían asistir hasta el viernes, es conocido que varios ocupan el jueves y el viernes para volver a sus hogares, y según como ellos definen, trabajar en sus departamentos.

Lo curioso es que en los más de 70 días que algunos llevan de legisladores, se repiten los casos de diputados que aún no han presentado ningún proyecto.Donde más se repite este hecho es en la cámara de Diputados.

Según la página web de la Cámara Baja, Cecilia Soria (FIT), no ha presentado todavía ningún proyecto de su autoría, mientras que otro radical, Néstor Parés, quien renovó su banca, solo ha presentado uno desde que juró nuevamente. Igualmente, sus nombres sí aparecen como coautores de otros proyectos, esto es cuando son varios los legisladores firmantes y uno de ellos figura como autor y los demás como coautores.

Del lado contrario se encuentran Gustavo Majstruck (FPV), quien lleva 15 proyectos; Pamela Verasay (UCR) con 16 y Beatríz Varela (UCR), con 21.

En tanto, del lado de los senadores, los proyectos ingresados en el sitio web de la legislatura indica que de los nuevos, los legisladores con menor cantidad de proyectos presentados son: Eduardo Bauzá (FPV), Ángel Brancato (FPV), Héctor Ruiz (UCR) y Walter Soto (UCR), cada uno de ellos con un solo proyecto presentado.

FUENTE: DIARIOUNO.COM.AR

Temas relacionados