Tinelli lanzó su vino, que se venderá a $ 1850 la botella

En verdad no es un vino para todos y todas, por su valor.La Mansión Four Seasons, bocaditos de esturión y champagne Veuve Clicquot (a razón de 600 pesos la botella) fueron las cartas de presentación que eligió la estrella más popular de la televisión argentina para anunciar su debut en el negocio del vino.

Marcelo Tinelli lanzó formalmente ayer su proyecto bodeguero, Lorenzo de Agrelo, que ya se perfila para convertirse en uno de los más exclusivos (y caros) de toda Mendoza. La inversión inicial asciende a US$ 15 millones y los primeros vinos se venderán a 1850 pesos la botella. Como es cada vez más común, el emprendimiento además incluye un desarrollo inmobiliario que estará abierto a inversores que quieran pagar US$ 1 millón a cambio de cuatro hectáreas de viñedos.

Para el nuevo negocio, Tinelli sumó como socio al empresario Hernán de Laurente, el ex dueño del portal Deautos.com (hace siete años se lo vendió al Grupo Clarín), y al desarrollador inmobiliario Young Woo. Este último nació en Corea del Sur, pero hoy está radicado en Estados Unidos y es uno de los principales inversores en real estate en Nueva York. Ayer hizo un pequeño discurso en inglés, aunque una vez que se bajó del escenario no tuvo ningún problema en contar en un español con acento guaraní que de chico había vivido en Paraguay y en la Argentina, y que incluso llegó a trabajar en un tambo en la provincia de Santa Fe. Además, la bodega trabajó con la agencia Coupe, de Pablo Gil, en el diseño y desarrollo de la marca, incluyendo los primeros vinos que saldrán al mercado con la etiqueta Fede, en un homenaje de Tinelli a su amigo Federico Ribero, fallecido hace poco más de un año. «A mí me encanta el malbec argentino, me parece que es un vino de exportación y me encanta cuando veo que está en el mundo metido en todos lados. Queríamos hacer un buen malbec y creo que salió un buen malbec», explicó el conductor de televisión.

Sistema de reservas

En su nuevo rol de enemigo público número uno del programa 6,7,8, Tinelli no dejó pasar la oportunidad para deslizar una crítica a la política económica del Gobierno. «Sabemos de las dificultades que hoy tiene la industria del vino, pero estamos convencidos de que sigue siendo de las mejores industrias que ofrece la Argentina», aseguró.

De entrada, los vinos sólo se venderán en la Web a través de un sistema de reservas y apuntando a un público muy exclusivo, no sólo por el precio de la botella, sino también porque se trata de una partida limitada, de apenas 2500 unidades. Estos primeros vinos hoy fueron elaborados en una de las bodegas que tiene Nicolás Catena en Mendoza y bajo supervisión de Alejando Vigil, que es el enólogo responsable de Catena Zapata.

«Ya tenemos el proyecto aprobado para comenzar a construir nuestra propia bodega en 2015. El proyecto además incluye un hotel boutique, para el cual ya estamos negociando con una cadena muy exclusiva que no está en el país, y un restaurante que estará a cargo de Mauro Colagreco», explicó De Laurente. Colagreco no es un chef más y se puede jactar de ser el único cocinero argentino que obtuvo las inalcanzables estrellas Michelin por su restaurante Mirazur, que funciona en la Costa Azul francesa.

De Laurente además precisó que uno de los ejes del negocio estará puesto en el desarrollo inmobiliario. Sin haber iniciado la comercialización y trabajando únicamente con amigos y conocidos, ya lograron vender 150 hectáreas. Entre los primeros compradores figuran Zoraida Awada (la cuñada de Mauricio Macri) y Alejandro Burzaco (ex CEO de Torneos y Competencias).

«Ahora vamos a iniciar la comercialización de 50 fincas de cinco hectáreas cada una y que saldrán a la venta a 1 millón de dólares. El precio puede parecer un poco alto, pero la tierra lo vale y no hay que perder de vista que en Napa Valley una sola hectárea ya se vende a un millón de dólares», explicó el socio de Tinelli.

Fuente La Nación

Temas relacionados