Toyota comienza a construir una ciudad del futuro

Toyota comienza a construir su Woven City, «ciudad tejida» que pronto será realidad. Estará alimentada por hidrógeno y el sol. Tendrá a las personas como epicentro y enfocada al desarrollo comunitario. Y en ella solo podrán circular vehículos eléctricos, además de autónomos. Y peatones, claro.

Esta ciudad prototipo que será realidad en los próximos meses se extiende en 71 hectáreas y está concebida para acoger unos 360 ​​residentes. En su mayoría serán jubilados, así como familias con niños o empleados de Toyota e investigadores. Aunque, eventualmente, podría llegar a tener hasta 2.000 personas viviendo en ella.

Se articulará en tres tipos de calles entrelazadas entre sí: una exclusiva para los viandantes, otra para patinetes eléctricos y otra para automóviles y vehículos autónomos. Por su parte, una carretera subterránea estará dedicada al transporte del mercancías, donde entrará en juego la Toyota e-Palette, el vehículo autónomo multifunción de la firma.

Pero además, también estará dotada de soluciones de robótica e inteligencia artificial, porque también es un «laboratorio viviente».

Diseñada por el arquitecto danés Bjarke Ingels, que ha firmado por ejemplo el segundo World Trade Center de Nueva York o la sede de Google en Londres (Reino Unido), los edificios estarán concebidos siguiendo técnicas tradicionales japonesas y en madera, a fin de reducir lo máximo posible la huella de carbono.

Todos los tejados irán equipados con paneles solares, aunque la energía también va generada por pilas de combustible de hidrógeno. Asimismo, cada hogar estará equipado con los últimos avances en domótica y se valerá de inteligencia artificial basada en sensores y tecnología conectada para verificar la salud de los ocupantes o atender sus necesidades básicas haciendo más fácil su vida diaria.

No faltarán las zonas verdes, con vegetación autóctona y también se recurrirá a la plantación hidropónica. Un gran parque dominará en el área central, destinado a reuniones sociales y diseñado para hacer comunidad entre sus habitantes.

Toyota deja la puerta abierta a inversores que compartan esta visión de ecosistema conectado y que se materializa en esta pequeña urbe de ciencia ficción. Bienvenidos a la ciudad del mañana.

Fuente motorpasion.com

Temas relacionados