Trás declarar quedaron detenidos

Los hermanos Forconi y Juan Carlos Bravo están detenidos acusados por el crimen de Roxana Toledo.

Los hermanos Marcos y Guido Forconi Sombra que se entregaron en la víspera en Investigaciones,por la tarde fueron derivados a la Cárcel luego de ser indagados por la jueza Lidia Cófano. Mientras tanto Juan Carlos Bravo, quedó preso, por cuestiones de seguridad, en una comisaría. A este le secuestraron un VW Gol color gris, y un teléfono celular de barrio El Sosneado

La jueza Lidia Cófano imputó a Bravo como presunto conductor del auto que se usó para el asalto. Lo hizo por “participación primaria en homicidio criminis causa”.

Habrían existido comunicaciones previas antes del asalto y posterior muerte de Toledo, y se estaría ante la presencia de un datero sobre las actividades de las mujeres en el trabajo, indicarían las comunicaciones realizadas por el celular secuestrado.

Temas relacionados