“Tratamiento expréss” al Proyecto de Ordenanza más importante del Municipio de San Rafael para el año 2014

*Se le llama presupuesto al cálculo anticipado de los ingresos y gastos de una actividad económica (personal, familiar, un negocio, una empresa, un gobierno) durante un período, por lo general en forma anual. Es un plan de acción dirigido a cumplir una meta prevista, expresada en valores y términos financieros que debe cumplirse en determinado tiempo y bajo ciertas condiciones previstas, este concepto se aplica a cada centro de responsabilidad de una organización.

Elaborar un presupuesto permite a las empresas, los gobiernos, las organizaciones privadas o las familias establecer prioridades y evaluar la consecución de sus objetivos.

Con muy buen criterio y otorgándole el grado de importancia que le  corresponde el Gobierno Provincial en los últimos dos años ha enviado el Presupuesto de Mendoza los primeros días del mes diciembre, con el fin de darle un amplio debate al mismo, donde funcionarios provinciales (Ministros, Subsecretarios, Directores) puedan exponer y rendir cuentas  ante los Legisladores (Diputados y Senadores Provinciales) acerca de cómo ejecutaron los recursos y cómo piensan asignarlos en el siguiente período anual.

La situación es totalmente diferente  en el Departamento de San Rafael, donde ya se ha hecho una costumbre que el Ejecutivo Municipal presente en forma tardía los Proyectos de Ordenanza de Tarifaria y Presupuesto. Los de 2014 ingresaron al  Concejo Deliberante para su tratamiento  el martes 17 de diciembre de 2013.

Recordemos que  la Ley Nº 1079 “Ley Orgánica de Municipalidades” en su Capítulo V “Atribuciones y Deberes del Intendente” (Art 105 Inc 15º) indica  que el Intendente deberá Presentar a la consideración del Concejo, antes del 1º de noviembre de cada año, el proyecto de presupuesto para el año siguiente…”, lo mismo se indica en el artículo Nº119 de la mencionada ley.

Con sólo 6 (seis) días hábiles contando  desde el día de su presentación, sin prácticamente debate, sin la presencia y exposición de todos los secretarios, sin cuestionamientos técnicos y sin participación ciudadana, entre “fechas festivas y vacaciones” el Concejo Deliberante Municipal le dio “tratamiento expréss” y votó el 2 de enero de 2.014, en una hora reloj, el Proyecto de Ordenanza más importante que regirá para todo este  año  y que alcanza la significativa suma de $413.560.000,00.

El presupuesto municipal nos permite conocer cuál es el esquema de los recursos que espera disponer el Municipio y las inversiones o gastos que proyecta realizar durante un año, para posibilitar la ejecución de un Plan de Gobierno. Expresa cuáles son las prioridades de la gestión, cuáles son las obras y los servicios que recibirá cada sector del Municipio, los responsables de llevarlos a cabo, los beneficiarios de cada acción y los recursos necesarios para cada una de ellas. Las prioridades en el caso del Municipio de San Rafael son fijadas “exclusiva y únicamente” por el Poder Ejecutivo, dejando de lado las preferencias u opiniones de la comunidad.

Otro punto a evaluar es la insuficiente información pública que presenta el Gobierno Municipal respecto a los contratos de locación, horas cátedras, etc. Dejando de lado la crisis que vive la economía local, se votó por un aumento tarifario de un 30% y por el ingreso de 46 nuevos agentes a la planta de personal sin ninguna justificación ni especificando las tareas a realizar.

Los tiempos, la forma y el modo de cómo se trató el Proyecto de Ordenanza más importante del Municipio nos recuerda al avasallamiento institucional que ha ejercido en los últimos años el Gobierno Nacional sobre los demás Poderes del Estado. Debido a la falta de voluntad política manifestada por el Poder Ejecutivo Municipal y a la carencia de críticas técnicas de los distintos actores, los Sanrafaelinos desconocemos los objetivos y contenidos del Presupuesto.

 

Algunas Propuestas:

 

1)      Presentar tal como indica “Ley Orgánica de Municipalidades” en forma oportuna el 1º de noviembre de cada año, el proyecto de presupuesto para el año siguiente, con el fin de poder darle una mayor transparencia en su tratamiento y debate.

 

2)      Exponer  “información abierta y transparente” la cual facilitaría el control, perfeccionaría  la discusión del presupuesto siguiente y, en el caso particular de la transparencia, permitiría a los contribuyentes realizar  un seguimiento y control político de las decisiones del gasto y la planificación del costo impositivo a asumir en el futuro por los particulares por la prestación estatal de un determinado nivel de bienes y servicios públicos. Contar con información abierta permitiría comparar costos que hoy son desconocidos: qué se hace, en qué condiciones, con qué requerimientos, quiénes lo hacen y cuánto cobra cada uno de los agentes y proveedores para el cumplimiento de su objetivo.

 

3)      Implementar el Presupuesto Participativo, ya utilizado por Municipios de La Provincia (Godoy Cruz, Capital, Maipú), el cual sirve:

 

  a) Para generar un espacio de comunicación, donde los vecinos puedan presentar ideas de

proyectos de inversión o programas a ejecutarse en el año.

             b) Para ayudar al Ejecutivo Municipal a priorizar entre las demandas de los vecinos al

momento de incluir proyectos de interés local.

 

4)      Iniciar un proceso de reorganización de la planta de personal, con el fin de optimizar el servicio que prestan sus agentes.

* (Nota de Opinión por Martin Serrano, Economista del Equipo Técnico de la UCR y Concejal electo de la Ciudad de San Rafael)

Comentar

comentarios

Temas relacionados