Tunuyán: Arquitectura y patrimonio

Hace unos años se trabaja para posicionar el sector turístico como la matriz principal del desarrollo futuro del departamento. 

Tunuyán, ubicado en el centro oeste de la provincia, conforma el Valle de Uco, junto a San Carlos y Tupungato. Su matriz de desarrollo fue siempre la producción, pero hace unos años se trabaja para posicionar el sector turístico como la matriz principal del desarrollo futuro del departamento. Memo charló con una gran conocedora de la zona.

María Luján Alvarez, es arquitecta, recibida en la Universidad de Mendoza y posee además una Especialización en Jardines Verticales con licencia de Paisajismo Urbano de Barcelona. Cuenta con varios años de experiencia en la jefatura de Planificación en la Municipalidad de Tunuyán, ya que fue parte del desarrollo del «Plan Estratégico Turismo y Producción Valle de Uco», del Ministerio de Infraestructura y Energía de la Nación. Actualmente se desempeña como Asesora Técnica del Honorable Concejo Deliberante del departamento que hoy nos ocupa.

¿Cuál creés que sea el patrimonio más importante respecto a la arquitectura?

Tunuyán atesora un importante patrimonio histórico – religioso. El Circuito cuenta con 8 Capillas e Iglesias que pueden ser conocidas por turistas, aunque no se dispone aún de guías especializados para acompañarlos en el recorrido. Aprovecharé este espacio que me brinda Memo para mostrarles 4 iglesias que pueden visitarse actualmente. La «Capilla Antigua» y la Iglesia «Nuestra Señora del Carmen», están ubicadas frente a la Plaza departamental, en el corazón de la ciudad.

1-Capilla antigua «Nuestra Señora del Carmen»:

(Gentileza Jorge Mendez)

Desde 1.885 la torre de la antigua Parroquia dominó el cielo de Tunuyán, En 1.902 se continuó con las obras de construcción a cargo del ingeniero Alejandro Pozzo, con donaciones de la Sra. Sara Villanueva de Arroyo y del Sr. Melchor Villanueva y su esposa Dolores Delgado.

La Parroquia de una única nave presenta una fachada neoclásica. Este estilo se caracteriza por sus volúmenes puros, los arcos de medio punto y las molduras rectas. El remate de la fachada principal está constituido por el volumen cúbico de la torre campanario. La estructura de la fachada y el campanario (lo único que queda de la construcción original) es de adobe y aunque fue restaurada hace pocos años, requiere mayor cuidado.

 

La comunidad levantó el campanario e instaló allí dos campanas, una grande y una chica, según muestran las fotografías de la época. La más pequeña desapareció, no se sabe en qué período. El campanario funcionó hasta la década del ‘70. Estudios arquitectónicos demostraron que las vibraciones que emitía afectaban al edificio, cuyo estado se había deteriorado fuertemente por los sismos. Hoy es utilizada por la comunidad de la zona para diferentes acciones de interés social.

 

2-Iglesia Nuestra Señora del Carmen:

Fue diseñada por el Arquitecto Ramos Correa a fines de la década del 60´ y construida bajo el influjo del Concilio Vaticano II, al igual que la Catedral de San Juan y la Iglesia de San Nicolás en la Peatonal de Mendoza. El Concilio se tradujo en reformas importantes con respecto al diseño de los templos, entre otras tantas.

La idea principal es simular una carpa, haciendo alusión al pueblo de Israel que durante 40 años transitó por el desierto utilizando este medio de reparo y abrigo. La Iglesia «Nuestra Señora del Carmen» tiene la fisonomía de una carpa canadiense, con un gran techo a dos aguas que prácticamente llega hasta el piso. Hay muy poca intervención de paredes y cuenta con el sostén de grandes columnas estructurales de hormigón. Si sacáramos las paredes, el techo se sostendría igual, lo que refuerza el concepto de «carpa». El estilo arquitectónico es moderno- vanguardista con la utilización de materiales nobles como la piedra, la madera y el vidrio coloreado.

 

¿Cuál fue tu intervención profesional en ella?

Hace aproximadamente 5 años realicé intervenciones «ad honorem» en el edificio, como la realización y diseño del atrio, el confesionario, el campanario donde fue utilizada la campana original de la Capilla Antigua que data de más de 150 años. Además tuve a cargo la remodelación del altar y el ambón, como así también el primer cinerario y columbario de la Región.

 

3-Capilla La Purísima

La capilla nació bajo la advocación, de la Virgen de la Inmaculada Concepción. Su presencia en la localidad de Los Árboles de Villegas fue un claro referente para los arrieros, que en los albores de 1800, llegaban a Tunuyán con la intención de cruzar la Cordillera de los Andes, por el Paso Internacional Portillo de Piuquenes.

La capilla se encuentra en propiedad privada, en la finca de Juan Méndez, pero puede ser visitada y forma parte también del Circuito Turístico Religioso. La modesta arquitectura de la capilla cuenta con más de dos siglos de vida. Consta de una nave única de dimensiones reducidas (5m x 3m aprox.) y está pintada de color celeste y blanco, como las prendas de su santa patrona. Como en todos los templos antiguos, el altar está adosado al retablo, condición que obligaba al celebrante a oficiar la misa de espalda al público.

El techo originalmente fue de cañas y barro, pero con los años y las lluvias, sufrió un gran deterioro, por lo que fue remplazado por tablas. Las paredes son de adobe y miden 40 cm de ancho, las recubre un revoque grueso, que les da vista y las protege.

 

4-Capilla San Judas Tadeo

Se encuentra ubicada sobre Ruta N° 89 en la antigua estancia Correa, en el distrito Los Árboles. En esta Capilla es posible viajar al pasado y descubrir la sugestiva situación de erosión del tiempo, que produce pararse frente a su fachada de piedra y retrotraerse a casi un siglo y medio atrás.

Está realizada totalmente en piedra, presenta un estilo campestre medieval y gracias a la nobleza de los materiales empleados, estado de conservación es excelente. Se ubica de espaldas a la ruta (oeste) y el frente propio de una capilla, mira hacia el casco de la estancia (este).

Consta de una nave pequeña y estrecha, con la sacristía del lado derecho del altar.
El techo de dos aguas, construido íntegramente en madera, proporciona gran calidez.

En la pared norte, una puerta de una hoja conduce a la pequeña galería abierta. Mientras que en la pared sur, dos ventanas rectangulares, dan ingreso a la luz natural. Los bancos al igual que el reclinatorio que está junto a altar, fueron construidos con troncos rústicos y tapizados con cueros bovinos.

¿Tus proyectos futuros?

Actualmente tengo a cargo varios proyectos privados orientados al sector turístico. Creo que es fundamental el trabajo que viene realizando el Municipio de Tunuyán con respecto al desarrollo de este sector y su potencial futuro, implementando estrategias y nuevas obras, tal como el primer informador turístico inteligente de la Región.

Estoy trabajando además, desde mi rol como asesora en Concejo Deliberante, en la investigación y desarrollo del «Código edilicio y de restauración de construcción en tierra» (quincha, adobe), con la asesoría fundamental de la arquitecta Adriana Saua, especialista en el tema y que fue entrevistada por ustedes la semana pasada. La idea es lograr que el Concejo apruebe una Ordenanza que permita el uso de este tipo de construcción en el Departamento, ya que actualmente no están autorizadas.

Por Alejandra Cicchitti

Temas relacionados