UCR: Cabos sueltos y una salida secreta

Especial de NA, por Laura Yawien.

La posibilidad de forjar acuerdos electorales con el macrismo o el massismo permanece latente más allá de la decisión formal tomada en la cumbre del radicalismo.

La hermética cumbre de la UCR en San Fernando sirvió para armonizar el frente interno, pero dejó sin embargo varios cabos sueltos y una salida secreta para la liga de gobernadores, lo que podría motivar nuevos chispazos en el Frente Amplio UNEN.

La principal cuestión pendiente es la posibilidad, aún abierta, de que los precandidatos a gobernadores radicales que compitan en elecciones simultáneas a las nacionales se postulen no sólo en la boleta del FAU sino también en la del Frente Renovador de Sergio Massa o del PRO de Mauricio Macri.

Eso podría suceder «siempre y cuando lleven las listas de legisladores nacionales del radicalismo o del FAU», señalaron a NA fuentes partidarias consultadas, y abarca en principio a provincias con elecciones que irían unidas a las nacionales, como Jujuy, donde se postula Gerardo Morales; Santa Cruz, con Eduardo Costa; La Rioja, con Julio Martínez; y Formosa, donde compiten Luis Naidenoff y Ricardo Buryaile.

De este modo, el radicalismo se aseguraría no perder la segunda minoría parlamentaria por no colgar su boleta de un candidato presidencial competitivo, lo que los dejaría, por ejemplo, sin la conducción en la Auditoría General de la Nación, y representación en el Consejo de la Magistratura, en el directorio de la Afsca y RTA.

La principal preocupación para la cúpula del radicalismo es el Senado, ya que en 2015 pondrá en juego 9 de sus 13 bancas, mientras que en Diputados el escenario no es tan complicado, debido a que la elección que se renueva es la de 2011 y no la de 2009: el interbloque de la UCR tiene 38 bancas, de las cuales pone en juego 14.

La propuesta para dar esta libertad a las figuras provinciales fue presentada en la cumbre radical de San Fernando por un dirigente cercano al precandidato presidencial Ernesto Sanz, pero no fue incluida en el documento de cierre «por falta de consenso».

 

Temas relacionados