UCR: vuelve la tensión por el eventual choque de Cobos y Sanz en las PASO

“Las PASO las vamos a utilizar”, afirmó Sanz, en referencia a la precandidatura que quiere construir el ex vicepresidente, la misma que buscará el sanrafaelino, hoy mandamás del radicalismo nacional.

 

El cobismo local, con sus diferencias y diversos intereses, se mostró molesto por las declaraciones del flamante titular de la UCR nacional, el mendocino Ernesto Sanz, sobre su insistencia en pelear por ser el candidato a presidente del partido en el 2015.

Es que uno de los reparos principales que puso Julio Cobos a la elección de Sanz como jefe máximo del partido a nivel nacional fue que se olvidara de competir en vista de las próximas elecciones generales.

El argumento del ex vicepresidente tiene que ver con la necesidad de que quien comanda el partido “sea una persona imparcial, que equilibre las aspiraciones de todos los correligionarios”, y Sanz, en su actual puesto, “no lo garantiza”, según los más cercanos colaboradores de Cobos.

Durante el fin de semana, en una ronda de entrevistas a medios nacionales, el sanrafaelino Sanz –elegido hace pocos días presidente del comité nacional de la UCR– afirmó que es “absolutamente compatible” conducir el partido y a la vez tener aspiraciones presidenciales.

“No tiene nada de malo si después definimos la interna en las PASO del 2015”, afirmó.

Justamente, esa definición fue la que desató otra vez la ira del cobismo hacia Sanz, con quien el ex vicepresidente ya venía cruzado desde la controversial elección de autoridades en el Congreso de la Nación.

A finales de noviembre, Cobos estimó que por su aplastante triunfo en las legislativas de octubre en Mendoza podía aspirar a conducir, sin problemas el bloque de diputados nacionales de la UCR. Eso no pasó por una movida de Sanz a favor del cordobés Mario Negri.

Tras el enfrentamiento interno, el ex vicepresidente volvió a la provincia, furioso con sus correligionarios, que no le reconocieron el triunfo en Mendoza y lo dejaron con el traje de diputado raso, lugar difícil para hacerse visible ante los ojos del país, ese que buscará Cobos seducir en vista del 2015.

“Nuestro partido, que siempre ha velado por el equilibrio institucional de poderes, criticando duramente al kirchnerismo por la concentración que realiza de poder, criticando al kirchnerismo para que no aplique el poder de los números a la hora de definir las políticas o la representación de las instituciones, hace exactamente lo mismo”, fueron las palabras de Cobos, dedicadas a Sanz en aquel momento. Durísimo cuestionamiento, teniendo en cuenta que compara los “métodos” del sanrafaelino con los del Gobierno nacional, detestables, según el ex vicepresidente.

Respecto de la carrera por la candidatura presidencial, Cobos, sin mencionarlo, apuntó a Sanz pero llamó a la tranquilidad: “Voy a tener que luchar contra todos, porque la estructura partidaria está apoyando a otro candidato”, en referencia al ahora titular de la UCR nacional.

Y, justamente su condición de mandamás del partido a nivel país, para Cobos es incompatible con la necesidad de que la UCR logre los acuerdos internos (y de alianzas con otras fuerzas) para enfrentar a un peronismo siempre duro de roer en comicios generales.

Al respecto, Sanz dijo: “No hay de qué preocuparse, porque están las PASO, y lo ideal es que de ahí salga el candidato radical en el 2015, legitimado por la sociedad toda”. Asimismo, con relación a las Primarias, agregó: “Pensamos que era otra trampa del kirchnerismo, por eso no lo usamos en el 2011, pero ahora sí lo vamos a utilizar y de la mejor manera”.

Hoy por hoy parece inevitable un choque en las PASO entre Sanz y Cobos, aunque el radicalismo y sus alineamientos internos suelen ser impredecibles, y más a dos años de la definición.

Fuente: El Sol

Temas relacionados