Un 77 por ciento más de chilenos visitó Mendoza durante sus fiestas patrias

El dato surge de la comparación con el mismo período del año pasado. La intensa promoción turística encarada en el país vecino por el Gobierno provincial dio sus frutos. Esto, sumado a la situación cambiaria y a los atractivos de nuestra provincia, provocó que más de 30 mil chilenos nos visitaran.

Chile tuvo sus fiestas patrias y, como cada año, repercutieron en Mendoza, ya que muchos vecinos decidieron aprovechar sus feriados y disfrutar unos días de este lado de la cordillera.

Este año, los feriados inamovibles fueron el martes 18 de setiembre, Día de la Independencia Nacional de Chile, y el miércoles 19, Día de las Glorias del Ejército. A esto se sumó el lunes 17, que fue declarado feriado puente. A pesar de tratarse de feriados inamovibles, en 2017 y 2018 las fechas fueron similares, por lo que se hace posible comparar.

Mientras que en 2017 ingresaron a la provincia 17.000 chilenos y la ocupación hotelera fue de 62 por ciento, este año nos visitaron 30.725 personas del vecino país y la ocupación fue de 85 por ciento en promedio. Cotejando los datos de ambos años, el crecimiento de visitantes en 2018 es significativo: 77 por ciento más.

Las minivacaciones de los chilenos en Mendoza

El flujo de turistas comenzó el jueves 13 de setiembre y continuó hasta hoy, incluso con la posibilidad de que algunos visitantes se queden hasta el fin de semana próximo. Hubo dos picos de ocupación por sobre el 85 por ciento: el sábado, cuando llegó un tercio de los viajeros, el martes, luego de que reabrió el paso, que había cerrado por nevadas en Alta Montaña.

Si bien la presencia de chilenos fue la más notoria, durante los últimos días también confluyeron en la provincia otros turistas extranjeros –brasileros en primer lugar, y del resto del mundo–, y turismo nacional, ya que es “temporada alta” de congresos y reuniones y Mendoza es una de las sedes más solicitadas del país.

Volviendo a los chilenos, la estadía promedio fue de 4 días, mientras que el gasto promedio se ubicó en 100 dólares diarios por persona para quienes llegaron en avión, y en 53 dólares para quienes arribaron a la provincia vía terrestre.

Los viajeros no sólo disfrutaron de todo lo que Mendoza ofrece en materia de enoturismo y gastronomía, sino que también se mimaron con tratamientos de spa y servicios de peluquería, entre otros rubros vinculados a la salud y el bienestar.

En materia de compras, los productos más buscados fueron cosmética, farmacia, chocolates, libros (que en Argentina no tienen IVA), regionales y cueros.

“Estamos muy satisfechos con la llegada de esta gran cantidad de turistas chilenos, que tuvieron las mejores experiencias y seguramente volverán. Nuestra apuesta es a que el flujo continúe, más allá de lo significativo de este fin de semana extralargo para ellos. Por eso también seguiremos con las campañas publicitarias, y algunas cámaras del sector están preparando promociones especiales para reforzar el convencimiento del viaje por parte del vecino chileno”, manifestó la presidenta del Emetur, Gabriela Testa.

Promoción constante y un nuevo contexto macroeconómico

El Gobierno de Mendoza, desde el inicio de la gestión, está presente en Chile promocionando los atractivos de la provincia. Las campañas más recientes llevan como slogans “Un cambio que te cambia la cara” y “Ganas de Mendoza”.

Los spots publicitarios y las gráficas que circulan desde mediados de año en las principales ciudades chilenas fueron reforzados con una presentación en Santiago, el 20 de agosto pasado, en la Embajada Argentina, en la cual participaron el Gobernador Alfredo Cornejo, el intendente de Ciudad, Rodolfo Suarez, y el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi. Allí se hizo hincapié en la gran agenda turístico-cultural para lo que resta del año.

El intercambio turístico entre Mendoza y Chile tiene su larga historia y aspectos permanentes, como lo es la mutua valoración de sus atractivos complementarios. Tal vez el más estimado sea la gastronomía, de un lado y del otro. En el contexto macroeconómico actual, se vuelve a inclinar la balanza hacia Mendoza, por lo que el objetivo es que el flujo de visitantes chilenos sea permanente.

Comentar

comentarios

Temas relacionados