Un francés que dejó huella en El Sosneado

Alfonso Capdeville, era un adelantado para la época. Conformó la Sociedad el Sosneado de Agricultura y Ganadería.Incorporó moderna tecnología y nuevas formas de trabajo. Cultivaba 1.600 has potreros, 10 has de frutales y hortalizas, forestaciones etc.Construyó edificios para personal, correo y telégrafos, proveeduría, depósitos, talleres, usina hidráulica para proveer luz eléctrica.Finalmente por decisión propia acabó con su vida.

Alfonso Capdeville nació el 6 de octubre de 1854 en Classun, departamento de Landas, Francia, en una familia de comerciantes; era hijo del matrimonio entre Jacques Marcelin Capdeville y Angelique Constance Chevalier. La buena posición económica de la familia le permitió acceder a una buena educación, la cual completó al recibirse de bachiller en letras en la Facultad de Burdeos.

Capdeville llegó a la Argentina en 1877, realizando diversos trabajos, desde jornalero hasta comerciante en la campaña, especialmente en la Pampa. vendiendo productos europeos. Emprendió un viaje a su tierra natal en 1882, en el cual contrajo matrimonio con Anne Antoinette Berthe Tartièri, en la comuna de Mont-de-Marsan, también en Landes.

Regresó a la Argentina en ese mismo año, radicándose en la localidad de Epu-Pel, en la provincia de La Pampa; fue allí donde nacieron sus tres hijos, Pablo, Juana y Enrique Capdeville. Hacia 1.882 se dedicó a la ganadería y en 1.889 pasó a administrar alrededor de 80.000 hectáreas de la Sociedad Ganadera S.A. situadas en la zona de Epú Pel, donde introdujo diversas mejoras para la cría de ganado bovino.

En 1889 envió algunos de sus productos a una Exposición Mundial Agraria realizada en Francia. Los productos, procedentes del campo de Epu-Pel, son enviados vía la localidad de General Acha, capital del departamento Utracán; entre los productos enviados se encontraban plantas de cebada y vellones de lana, que pesaban 4,5 y 6 kilos

Alrededor del 1.900 fundó en La Pampa el pueblo de Telén, al que dotaría de modernos adelantos técnicos. En el año 1.901 creó allí una casa de ramos generales que logró un prestigio importante pues ofrecía mercaderías traídas directamente de Europa y a su vez enviaba al viejo mundo los productos pampeanos.

El 2 de agosto de 1.910 compró en el departamento de San Rafael, provincia de Mendoza, una propiedad de más de 300.000 hectáreas entre los ríos Diamante y Atuel, desde el límite internacional con Chile, en plena Cordillera de los Andes, antiguo paraje El Sosneado, hoy distrito.

En 1.911 formó la Sociedad el Sosneado de Agricultura y Ganadería, a la que le incorporó moderna tecnología y nuevas formas de trabajo. En la estancia se contaba con cultivos de 1.600 has potreros, 10 has de frutales y hortalizas, forestaciones etc. Se construyeron edificios para personal, correo y telégrafos, proveeduría, depósitos, talleres, usina hidráulica que proveía luz eléctrica.

En ganadería había alrededor de 8.000 ovejas, 300 caballos, 300 mulares, 1.500 vacunos, se realizaron 280 Km. de alambrados y se contaba con la primer esquiladora de 6 tijeras con motor a nafta del país.

La teoría social predicada y practicada por Capdeville era que nadie debía iniciar su vida empresaria con fortuna heredada. El legado que dejaría a sus hijos era: educación, disciplina y hábitos de trabajo, todo lo cual era mucho. Ya que para un verdadero hombre, eso bastaba: sus éxitos, logros y fracasos debían ser personales.  Agregaba que nadie podía dirigir adecuadamente sin experiencia personal del trabajo que se ordenaba. Por eso sus hijos hicieron el duro trabajo de peones.

Alfonso Capdeville, murió por su propia voluntad el 20 de octubre de 1.920, a los 66 años, en el casco de El Sosneado.

Toda su propiedad sería posteriormente de SOMINAR, Sociedad Minera Argentina, integrada por capitales ingleses.

 

Aportes: Revista «Todo es Historia» Nº 327,/octubre/994, sección «Lectores Amigos»/Nota firmada por Enrique Balech, nieto de Capdeville/ Otros aportes recibidos de la historia popular

Temas relacionados