Una «dama de hierro» estará al frente de la Agencia de Seguridad Vial

Se trata de Marisa Garnica, esposa del titular del IPV, Omar Parisi. Será presentada en la visita que haga el ministro Florencio Randazzo la semana próxima. El nuevo organismo buscará bajar la cantidad de muertes en accidentes.

A Marisa Garnica se la recuerda en Luján de Cuyo por su fuerte carácter en el gabinete de Omar Parisi cuando éste era intendente demócrata. Pero el PD quedó atrás y ya en esta gestión justicialista, Francisco Pérez decidió que Marisa se haga cargo de la Agenda de Seguridad Vial, el nuevo organismo con el que se buscará reducir la cantidad de accidentes de tránsito en Mendoza.

Garnica era considerada la «Dama de Hierro» en Luján, donde estuvo a cargo de la Dirección de Familia pero cuya opinión pesaba decisivamente en las medidas que Parisi tomaba en otras instancias municipales. En 2011, ambos se encolumnaron detrás de Francisco Pérez y uno pasó a dirigir el Instituto Provincial de Vivienda y la otra a desempeñarse como Directora de Relaciones Institucionales en el Senado, junto al vicegobernador Carlos Ciurca.

En la Legislatura estuvo Garnica hasta hace un año cuando dejó la función pública que ahora retomará puesto que se hará cargo del nuevo organismo para la prevención de accidentes anunciado por Pérez. El anuncio de Garnica se formalizará la semana próxima, puesto que Pérez quiere aprovechar la visita a Mendoza del ministro Florencio Randazzo para avanzar con la ASV.

Si bien ya se han hecho reuniones, todavía hay algunas indefiniciones en el Gobierno acerca del nuevo organismo, relativas a su ubicación en el organigrama. Así, en el Ejecutivo todavía no sabían precisar si el nuevo organismo dependería del ministerio de Seguridad o directamente de Gobernación.

La semana pasada, el gobernador reunió a funcionarios de distintos ministerios para comenzar a trabajar en la política de seguridad vial, que incluya a esta agencia. El rol de la ASV será de coordinador, precisamente, entre ministerios y municipios para elaborar las estrategias que mejoren el panorama del tránsito en Mendoza.

Pérez apuesta a una Política de Estado en una materia en la que en el Gran Mendoza, los diferentes caciques que vienen gestionando hace años los distintos muncipios difícilmente han podido acordar las medidas. Basta con recordar la acción inconsulta de Víctor Fayad cuando decidió cambiar el sentido de las calles en Capital, lo que desató en un conflicto con el entonces intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham, y la Dirección Provincial de Transporte.

Pero la misión de Garnica en la ASV será tratar de reducir los accidentes de tránsito. Según la ong Luchemos por la Vida, durante 2013 fallecieron 369 personas en siniestros viales en nuestra provincia.

Temas relacionados