Una falla impidió luchar por la victoria a Maxi Martínez pero sumó un nuevo podio en la Clase 2

El piloto de Vista Flores culminó segundo en la penúltima fecha del Zonal Cuyano, en San Martín.

Maxi Martínez llegó a la octava fecha del Zonal Cuyano, en el autódromo Ciudad de San Martín, con el firme objetivo de empezar a cerrar el año de la mejor manera, tras algunos malos tragos que tuvo que digerir a lo largo de la temporada.

El piloto de Vista Flores, a bordo de su Toyota Etios atendido por el equipo de Nicolás Magadán, se mostró muy competitivo en los entrenamientos, luego tuvo una buena clasificación (cuarto) y ya en la segunda serie culminó en la segunda colocación después de dar una dura lucha por avanzar con Tomi Martín.

Ya en la final rápidamente se adueñó de la posición de escolta y con el correr de las vueltas fue mejorando en el ritmo hasta quedar muy cerca del líder Tomi Martín. Pero fue ahí donde increíblemente se puso en corto una bujía y el Etios del tunuyanino empezó a perder rendimiento por lo cual la distancia con el puntero de agrandó y así recibió la bandera a cuadros en un muy buen segundo puesto.

“Me bajé del auto con mucha bronca, impotencia, sin poder contener las lágrimas porque no puedo creer que siempre aparezca algo de mala suerte que nos impida pelear por una victoria. El auto que me entregó Nico fue excelente, creo que el mejor de todos y le agradezco. En la serie increíblemente teníamos una llanta doblada y en la final se puso en corto cuando iba a buscar la punta. La voy a seguir buscando a la victoria porque estoy seguro que lo vamos a revertir. Aunque por supuesto que no desprecio para nada el podio, al que me acompañó mi papá y su abrazo sirvió para contener tanta bronca”, dijo el piloto de Vista Flores.

La próxima incursión de Maxi Martínez en el Zonal Cuyano será el 11 y 12 de diciembre, en el autódromo Ciudad de San Martín.

Temas relacionados