Una familia necesitó $ 27.500 para no ser pobre en mayo

Los precios de la CBT subieron 4% en el último mes y la canasta alimentaria aumentó 2% y superó los $10.300.

La Canasta Básica Total (CBT) de Mendoza aumentó 4% en mayo y llegó a $ 27.463,48, de acuerdo a los datos publicados por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE). El número se estima en base a las necesidades de una familia de cuatro personas, considerando dos adultos y dos niños.

La canasta incluye el 100% de los gastos, es decir el conjunto de bienes y servicios que satisfacen las necesidades comunes de la población, teniendo en cuenta los hábitos de consumo ya determinados (gastos alimentarios y gastos totales). Por esto, de acuerdo con la DEIE las familias que cuentan con ingresos menores al valor de la CBT se consideran pobres.

Además, si se estiman sólo los alimentos necesarios para cubrir el gasto energético mensual de esas cuatro personas (un hombre de 35 años, una mujer de 31, una hija de ocho años y un hijo de cinco años), en mayo se habrán necesitado $ 10.324,62 para comprarlos. Ese valor es el mínimo para que una familia no sea considerada indigente y representa 2% más con respecto a abril.

Por otro lado, de acuerdo con la DEIE, el nivel general de Precios al Consumidor (ya no solo costos básicos) se incrementó en el mismo mes en un 3%, lo que significó una desaceleración con respecto a abril.

Distorsión de precios relativos

Los subsidios y acuerdos de precios tienen un efecto sobre la medición de precios, y de hecho el mes por el que actualmente se obtienen datos de la Canasta coincide con la entrada en funcionamiento a pleno del programa “Precios Esenciales”, junto con la renovación de “Precios Cuidados”, lo que significó que los alimentos se incrementaran a un ritmo medio, con respecto al resto de los bienes.

En este marco, los economistas evalúan que se dan diferencias entre el crecimiento del precio de los alimentos, con el resto de los componentes que se miden. Según explicó Daniel Garro, economista a cargo de Value International Group, “hay una distorsión de precio relativo tan grande que se dan diferencias entre la Canasta Básica y la Canasta Básica Total”.

“Con respecto al nivel general de precios, los salarios se están quedando rezagados, y cada vez más porque aunque se llegara a un acuerdo que acompañara la inflación anual, siempre se irá detrás de los acontecimientos”, señaló el economista.

Actualmente, la Argentina se encuentra en un esquema de estanflación, es decir que no hay crecimiento, y la inflación supera de manera mensual los números que en otros países se acumulan anualmente.

Igualmente, José Vargas, de la consultora Evaluecon, destacó el desempeño del programa “Precios Esenciales”. “El programa hace hincapié en los alimentos de la CBT, el rubro Alimentos y Bebidas, es el que más pondera dentro de la Canasta, y también dentro del IPC y por eso se busca controlarlos”, evaluó.

“Si analizamos la situación de los salarios públicos y privados al mes de mayo están casi un 10% debajo, sobre todo porque los sectores que acordaron cláusula gatillo actualizan después de agosto.

Comentar

comentarios

Temas relacionados