Usuarios del transporte público serán perjudicados nuevamente

Cuando el transporte público aumenta,  pierde el pasajero. En Mendoza no existe el saldo negativo como en la Tarjeta SUBE.

A modo de ejemplo, un trabajador de ingresos mínimos, tiene organizado su mes, y cargó en su tarjeta una cierta cantidad de dinero para poder utilizar el transporte público de pasajeros, cuando el Gobierno acuerda con los empresarios privados un incremento, perjudica notablemente el bolsillo de los de a pie. En la provincia de Mendoza, todavía no está implementada la Tarjeta SUBE, que tiene un mínimo beneficio, que significa que los usuarios puedan utilizar, con saldo negativo, más de cinco viajes mínimos en tren y tres del colectivo una vez agotada su carga.

Esta medida parte de una resolución oficial de la Secretaría de Gestión de Transporte. La norma dispone que el crédito de recarga instantánea, se produce al extinguirse el saldo de la tarjeta SUBE siendo equivalente “al valor de tres boletos mínimos establecidos para el transporte público por automotor de Jurisdicción Nacional”.

La decisión del Ministerio de Transporte de la Nación apunta acompañar los aumentos de tarifas, situación que en Mendoza no sucede, ya que quien utiliza el servicio en muchos casos se queda sin saldo y no se contempla como sucede con el saldo negativo de la SUBE que ha sido ampliado en varias oportunidades, permitiendo a los usuario, como establece la ley, con el saldo negativo ampliado, los usuarios del transporte público pueden abonar más de cinco boletos de tren y tres de colectivo en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

El saldo negativo para la SUBE es el mismo para los beneficiarios de la tarifa social, que acceden a un 55% del costo del boleto. En este segmento, los viajes posibles con el saldo negativo serán hasta ocho mínimos en colectivo y 12 en trenes . Materia pendiente en la Provincia de Mendoza.

Comentar

comentarios

Temas relacionados