Violento choque en El Plumerillo: un muerto

El incidente se produjo en el peligroso cruce de Ruta Vieja con la avenida Rio Negro, en la zona céntrica de Real del Padre conocida como «El Plumerillo» cuando un camión no observó el final de la ruta y arrastró a un auto que cruzaba. El conductor antes de morir,tuvo que esperar dentro del habitáculo durante mas de 30 minutos por no contar el centro de Salud con una ambulancia.

En el quirófano del hospital «Enfermeros Argentinos» no lograron estabilizarlo y falleció en un segundo paro caridorespitarorio. Del primero lo lograron sacar cuando lo trasladaban desde el accidente por ruta 143, arriba de la ambulancia de Jaime Prats. Gran malestar en la comunidad por la falta de una movilidad que se había ido a San Rafael para hacer el recambio de guardia. Hace meses que la comunidad viene reclamando por una ambulancia en el lugar, las 24 horas.

Con el arribo de la unidad de traslado de Jaime Prats, distante a unos 20 kilómetros, se lo trasladó hasta el Hospital «Enfermeros Argentinos» donde fue atendido en la guardia. Se dispuso sacar algunas placas para determinar si tiene lesiones en su columna producto de la fortísima colisión que  le costó la vida.

EL hombre, identificado como Marcelo Volattile, vivía en el pueblo y tenía un local de comidas rápidas en la ruta 171, camino a Monte Comán, viajaba sólo a bordo de su auto. El Mitsubishi  Galant, patente RIJ 365, transitaba por Rio Negro hacia el oeste, cuando apareció la figura del enorme camión Mercedes Benz, propiedad de Transporte Pachecho Hermanos, de la provincia de Jujuy, patente FWH 061.

A pesar de la cartelería vertical y horizontal que se encuentra en la zona y que no divisó el conductor del camión (hasta inclusive hay líneas blancas que cruzan el asfalto y que avisan de la peligrosidad del cruce que se avecina) el accidente fue tremendo. El camión chocó con su frente contra las dos puertas laterales izquierdas del auto y lo arrastró por unos 50 metros. Allí quedaron detenidos ambos rodados sobre la calle Chaco.

El conductor del auto, apodado «el porteño», al ver el camión encima se habría tirado sobre el asiento del acompañante para intentar salvar su vida, al no llevar el cinturón de seguridad colocado. El hombre quedó boca abajo y allí lo contuvieron los vecinos y los policías del destacamento policial, durante mas de media hora, hasta que arribó la ambulancia. Nadie atinó trasladarlo en otra movilidad hasta Alvear.

No es la primera vez que la gente de Real del Padre queda a merced de la buena de Dios a la hora de contar con una ambulancia a la que están arreglándole el motor desde hace mas de tres meses. Raúl Garavaglia, coordinador del Area de Salud de San Rafael, prometió bajar una de «retén» que tenía en Valle Grande pero ya se la llevó.

Fuente Radio 1 General Alvear

Temas relacionados