Wine Bars: el vino por copa

El vino nace en el viñedo. Esa es la cuna. De un fruto bueno, con un buen enólogo, se obtiene un vino bueno, de un fruto malo, se obtiene un vino malo.Todos pretenden lograr una vitivinicultura de mayor calidad, año a año, para poder satisfacer paladares exigentes, en el ámbito particular, o en el comercial de los restaurantes o los Wines Bars que en la Argentina han proliferado en Buenos Aires y en algunas del país, no en todas.

Dice Luis Lahitte, en Argentina, la cultura del vino no es nueva. Lo que sí resulta novedoso es el auge de los wine bars, que si bien no constituyen una moda, de a poco van ocupando su lugar en la gastronomía argentina, especialmente en Buenos Aires. Algunos de los activos con que cuentan son la posibilidad de tomar vinos por copa, el asesora-miento especializado y, algunos de ellos, ofrecen a los clientes la posibilidad de comprar etiquetas atípicas a precios competitivos.

En algunos encontrarás una buena cantidad de caldos nacionales de norte a sur de la Argentina e importados, tanto de Francia, España, Nueva Zelanda y varias regiones de Italia. En todos se pueden tomar vinos por copa,tintos, blancos, rosados y espumantes, algunos de bodegas realmente exclusivas, acompañados de sendas tablas de queso o, cómo no, del excelente pan que elaboran en el horno a leña. Tienen locales aptos para catas y eventos privados. Son lugares verdaderamente bellos que te sorprenden con el mobiliario y la calidez, música suave, excelente para hacer un after office, una salida casual, una picada para compartir con amigos, con tu pareja, con quien desees.

En verdad es la excusa justa reunirse con los amigos del trabajo, o fuera de él, y justificada por la trillada frase: “¿y si después del laburo vamos a tomar algo”. Sucede que el tradicional bar de antaño, el cual esperaba al trabajador con cafés, periódicos y cigarros importados, hoy se ha transformado en lo que muchos llaman un Wine Bars. Un lugar donde podés tomar vino en copas, comer picadas, tablas de queso, y hacer sociales todos los días, siendo una salida mucho menos estresante que la rutina laboral.

Existen Wine Bars artesanales, que son lo más, y otros verdaderamente muy modernos tecnologicamente que tienen el dispenser para entregarte el elixir del Dios Baco a la temperatura deseada, pero lo importante es compartir el vino, que es una bebida que te desinhibe, es amistosa y deseada para degustarla.

En algunos Wine Bars se realizan excelentes degustaciones de reconocidas bodegas, que en muchas oportunidades realizan eventos y lo hacen dj´s en vivo, con mucha música house. Cuando pases por la puerta de uno, viví la experiencia que seguramente, será única e irrepetible.

Aquí te dejamos un excelente video sobre un dispenser de vino por copa, que algunos tienen en sus casas, similares a los instalados en los Wine Bars…

Temas relacionados